Nudo

Tanto que esperé por ver
al nudo que encontré
en las cuentas de mi orgullo,
que ahora y nunca estoy segura
que te he visto alguna vez
de cerca

No aclares que está oscuro
y ya es hora de dormir
y a nadie le importa

Amanece la certeza
al antebrazo tatuado
y nadie se molesta porque
encuentra lo que ha deseado

Alguna vez estuvo tu madre desnuda
y lo sabes, pero seguiste
haciendo lo mismo que tu padre

Anuncios

Televisor que oye llorar

Ha pasado mucho tiempo y tengo miedo de pensar
porque un presunto gerundio me ha robado la paz
y ahora por mi pecho van los pasos
que antes iban por el piso primerizo

Y entregadizo a la oportuna hambruna,
penetró mis alter-egos una a una, sin recuerdo
y quien dispuso mi cadáver al sarcófago sarcástico
fue un arácnido escolástico que, a veces, no usa plástico

Televisor que oye llorar, grita a la madre qué comprar
Imipramina o más Prozac
Habrá en la esquina un capataz
renuente a glorias del jamás

Yo siempre supe qué quemar
Siempre me iba a suicidar
Mi vida longitudinal de galleticas
ya ha echado toda su chispa

Sánduche de Madre

Placer penoso y dolor extrovertido
Todo ya estuvo, y luego advertido
Putas pequeñas de gran inspiración
Pérdida ajena de un color, conservación

Los niños regocijan sus juguetes fríos
y cargan por las calles con sus veintitantos años
siempre en la mochila, al lado – el sánduche de madre;
buscando recrear en mil hermanas menores
las anheladas tétradas y pedo-filiaciones.

Corazón de lagarto o piel de culebra;
quiero yo de vaca o concha de naranja
Pero los hombres son colesterol ingenuo
y las vaginas son de dieta cruel;
son ánimas que hacen mis ojos roncos
y mis lágrimas sabor a pus con miel.

Insípida, cándida y ácida amargura
Aleja la distancia contagiosa, no se acerque
Lazos de raza y sub-versión supra-indicada
Él es E.D.; no es nadie.