Un poco

Sólo intenta escuchar
imitaciones animales, colores ausentes
enhébrame estas letras como un collar.
No deseo causa alguna por mi distensión;
temporalmente soy otra que no puedo hallar.
Opulenta fuerza, diana visceral.

Quita lo innecesario, no lo enfrentes
Un día se resume en la mañana
entre la cama y el piso, los pies.

Mañana las que son hoy no serán
uvas de dulce pensamiento sin color de sal
Espero que llegue, aunque no debo esperar
Repican las olas sobre mis tendones
otra vez y otra más y se repite

Únicamente se percibe el sueño
nadando entre saliva nueva

Perímetros marcados entre lo permitido
o ¿parámetros montados sobre lo conocido?
cómo se escupen las promesas lentas
o ¿es que en dos minutos forman otras nuevas?

Sin embargo, no hay preguntas obvias,
itinerarios tácitos entre la gente,
ni soluciones rápidas y consecuentes.

Te regalo este rosario de neuronas
independientemente de tu entendimiento

Ánimo ondulado entre las aguas;
murmullos como púrpura auditiva;
aguda sensación entre las piernas;
martillo coloquial en las arterias;
entropía sincera y sin medida.

Omnipotencia mórbida y distinta

Dijiste todo y concluyendo, no fue nada
éticamente, escrito en la migraña
Jabón ruidoso del recuerdo ingenuo
albor fogoso entre la droga alterna
Me fui del dónde ya no existo.
Existo ahora en el sonido extinto.

Impresionante libertad austera
repleta de la esclavitud perpetua

Pueblo de Zorca en San Cristóbal