Navaja

Maldita la duda
que cuelga a tu cacofonía absurda —
Que sí, que ya te oí,
que te oyó hasta la puta luna

¿Y quién creyó que un día
estarías aquí, cuchillo en mano
y pendiente de huir?
Pero no —
te diste cuenta
de quién tiene la navaja
— soy yo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s