La Frontera al Pensamiento

Escapar
pero hacia dentro,
lejos de todo ardor y viento.
— ¿No estás viendo?
— No, lo siento.

Albor que ruge
al Muerto Eterno, disfrazado
y no tan lento.
Aquí no es, y allá tampoco —
Es poco lo que quita el sueño.

Ojo nublado
en la frontera al pensamiento
Armadura que perece
al tiempo frágil y harapiento…
Un juramento exento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s