Restless Green

Lo recuerdo
como si fuera el presente;
como si fuera la luz de tu mente,
el calor de tu vientre
y tus manos vacías
de amor elocuente.

Hermosa y hermosa,
y calamitosa
muñeca de loza.

Cuando te fuiste
te llevaste mis riñones,
mi epidermis y mis soles –
la sangre de mis colores.

Mis ojos desmayados
ya no laten ante el fuego;
se desatan con la lluvia
de tu anélido recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s