Maldita sea

Recursos que se agotan y caras que sobran –
Envoltorios de miradas que rebotan
un pensamiento sin efigie, que besa el último orgasmo –
Libido que ahora se pronuncia
en forma de pregunta (¿cuál?)

Sabes qué, mis piernas no son piernas
y tú no importas
y nadie me interesa.
Quisiera tener el estómago suficiente
pero no es necesario

Aislemos el cáncer
e inyectémoslo en la glándula pituitaria del Sistema
para curarnos a nosotros de la infelicidad,
del vacío y del odio

A veces necesito que todos se lancen al río –
que todos se suiciden,
para ver cuáles son los pocos que se atreverían a vivir

Anuncios

2 Respuestas a “Maldita sea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s