Caníbales en Celo

Me vino la musa;
vino encima de mí;
vino a traerme
más vino y weed

Y me hizo escribir:

Yo tuve un violeta muy rojo y azul
Su forma de amar era en forma de cruz
Sus ojos eran piscinas
de genes con pene y vagina,
y una decidida, y gigante,
punzada de luz.

Caníbales en celo y desvelo
y mis senos cerebrales
viendo los molares de la muerte
y los deditos pellizcones de mi musa

Me tambaleo en el tiempo
como la risa en nuestros estómagos
que no se puede detener
y el sexo más a-ritmétrico
que jamás puedas tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s