M.D.

Las pieles de cebolla que abrigan mis ojos
nunca comprendieron el sudor aparente en sus axilas.
El orgullo aparente en poseer lo que toca a la piel
es el fundamento de la percepción terrestre

Quiero que mis chaquetas de fuerza permitan abrazos,
sonrisas, y porros delgados
o gruesos, o besos picados
o extensos, que sientas el cuello,
la boca y cabello en un flavo destello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s