Pipiano

La puerta comenzó a chillar como un violín al oír el pipí cayendo en la poceta como un piano.

Ha sido un día de pies mojados, ojos rosados, gimnasia obligada
y acrobacias sin sentido.

Los ovarios me palpitan sigilosamente
Tengo tanto sueño que dormiré con arrechera

Me alegró el olor a marihuana a la salida del metro,
pero iba reventándome a la casa y me fui sin conocer su origen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s