Mejor que el cielo

Tiempo, hijo de puta,
cuenta mis tragos –
cuenta mi estrago
de un esófago esotérico
y un galón de garabatos.

Sabes tú,
mejor que el cielo,
lo que a mi boca ha tocado
y no te dejaré marchar mi cuento descontado.
Ahora,
siéntate a mi lado
en el sofá de mi cabello,
que he tomado – estoy durmiendo.

No me encuentro,
porque todo está olvidado –
Yo era un vago soldado
en las guerras del pasado –
Yo era una reina franca
de pezones morados –
(no rememoro los antiguos moradores).
Cuéntame mientras me hundo
cómo es que todo ha acabado,
para así poder saber qué tanto me he suicidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s