Desaparesencia

Ya sabía cualquiera
Ya empaña la lluvia
el sabor a burbuja
y el rastro de escena
de nudo en la pierna
que cantan los suelos
si llegan al cielo –
y si llegan, es nunca el ahora
un momento perfecto

Decanta el encanto
en la voz del desecho
que hace que el hecho
sin culpa dispare
y me deje sin techo
a las diez de la madre
en mis senos, no hay tarde;
en mi cuerpo, no hay carne
o virtudes de pecho

La Europa del centro,
la izquierda y el medio
de cuervos y siervos
en platos sentados
y en Kool-Aid bañados
con pieles de cerdo
A mí, no me siento,
me paro y comienzo,
me muevo y me acuesto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s