Acerca del paraguas roto

Doblaje de medidas herradas de las masas
¿Cómo comen esa masa desmedidamente amalgamada?
Debería borrarse lo que no se quiere colgar.

Aún me pregunto acerca de lo que hablaron
cuando nadie me quiso explicar
y comprendí que los secretos públicos
nunca se compartirán.
Por eso en cada cuadro me dibujo
como la palmera afuera del océano
que se pregunta acerca del paraguas roto,
de los escombros de la ropa desconocida,
de los desconocidos binarios escondidos,
y de aquella mirada no explicada.

Fotografía errante de un descuido anónimo
Amores de sonido lejano y las foranías de mi pensar
en los botones lujuriantes de camisas vejadas
manchadas hasta el punto de ser todo igual;
Se empaquetan, cada célula y átomo fálico inestable,
porque igual no saben el daño que causarán.

Hay tantas caras tan llenas de palabras
que uno nunca sabe
por dónde empezar.

El palo de agua se enajena cuando no es por tu cabeza
y las caderas, al son de los años
son viejos latinos que olvidan bailar.
El semblante del engaño siempre es algo normal.
Las pasiones de la sangre son por algo material
que tristemente hierven en la cotidianidad
frecuentemente, igual que el agua dulce para hacer café.

Entre las cómodas palabras de este mundo no visual
yo te acaricio y espero mi libertad.
Te acaricio y espero felicidad.

Son mis venas receptáculos de críticas masivas
Pero aquella vaca, que ni se confunde ni piensa en los demás
– de un rojo granate-escarlata que indica sólo fatalidad –
me lleva la delantera en esta carrera, que a nada va.

rosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s