Acerca de Penélope

Es aquella desconocida perdida en sus dos manos
Es el alma dopada pensante en las fiestas
allá lejos en alguna casa
que probablemente no sea la de ella
porque siente lo que siente la niña pequeña
al escuchar, “Ángela das pena.”

¿Quién escribió el libro de los amigos?
Alguien desesperadamente parecida.

Es Alejandra con sus letras rotas
avergonzando al huésped desde siempre;
y entre ese bosque de los pinos rojos
escribe con lípidos infecciosos.

Y mientras yo envidiaba su supuesta altura
ella envidiaba mi supuesta pequeñez.
Luego, sobre la lápida de mi amargura
lloraba su fracaso suelto
y envuelto en varios encuentros no deseados.

Maquillaje verde y marcadores sucios –
Alejandra desearía perecer
o parecerse a alguna cosa parecida
cerca de la vida que nunca la dejó ser,
cerca de ella.

Cada mañana
autoflagela sus cabellos airados
y cada gota de sangre fluye suicida y sin despertar.

Ahora,
mi batalla está en contra de la sabiduría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s