Suerte pálida y segura

Ondularse desnudo en la ambigüedad.
La propiedad sólo es algo relativo.
Debes festejar en los barros de la vida.
Debes llorar en las amargas amplitudes con amor.
La vejez es suerte pálida y segura.
Los trastornos del camino no se cesan.
Caminarás el largo de tu sed madura.
Y cada término es un libro negativo.
Hay que librar las viejas de sus clósets negros.
Hay que sacar las ruedas de sus ataduras.
Hay que rodar hasta llegar al epicentro.
Y reencontrarse al paralelo perfecto.
Hay que sacar las muelas del despecho mudo.
Hay que adorar al niño como a la alegría.
Hay que rodear a cada cálida figura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s